Make your own free website on Tripod.com

AMPLIACIÓN DEL CANAL Y ENCUESTAS SEZGADAS

 

Una encuesta de opinión pública, realizada por la CID-Gallup en septiembre, y auspiciada por el periódico panameño El Panamá América, indica que 84% de los panameños(as) que participarían en el referéndum votarían "a favor" de la ampliación del Canal de Panamá.

 

Sin embargo, la Autoridad del Canal de Panamá no ha divulgado aún los detalles definitivos del proyecto.  Solamente hay informaciones dispersas y de acceso restringido, que apuntan hacia una propuesta provisional que muy pocos han analizado.  ¿Cómo, entonces, decir "sí" a algo que no se conoce? 

 

Respuesta obvia: todo depende de la forma cómo se formula la pregunta.

 

Suponga, por ejemplo, que yo le pregunto si estaría "a favor" de ampliar su casa.  Si no menciono que existen costos ni consecuencias, probablemente diría que "sí", ¿verdad?

 

Pero si le digo que esa ampliación le costaría la mitad de su sueldo por quince años; que provocaría inundaciones a sus vecinos (y probablemente acciones legales en contra de usted); y que con motivo de ella habría días en que no tendría agua disponible, ¿qué votaría usted?  ¡Obviamente, que NO!

 

Otro ejemplo: un pequeño autobús le genera $1,000 mensuales de ganancia.  ¿Estaría usted "a favor" de ampliarlo y transformarlo en un gran autobús que transportaría 50% más de pasajeros?  ¡Así sin más, probablemente contestaría que está "a favor"!

 

Pero si le añaden que amortizar esa ampliación reduciría, por quince o más años, su ganancia mensual a $500; que el nuevo autobús contaminaría seriamente su casa; y que solo al cabo de esos quince o más años usted empezaría a ganar un poquito más de lo que hoy le rinde su pequeño autobús, ¿qué respondería usted?  ¡Muy probablemente que NO!

 

Finalmente: suponga que tiene $100,000 depositados a plazo fijo en un banco y ganando un interés de 6% anual, y alguien le propone invertir su dinero en un proyecto "ampliado" que le rendiría 1% anual, con la esperanza de que, dentro de quince o 20 años, obtendrá un rendimiento un poco mayor al que hoy le paga su depósito.  ¿Qué diría usted?  Sin duda, ¡NO!

 

Pues bien: ésa es la propuesta actual de ampliar el Canal de Panamá construyendo un tercer juego de esclusas.  El proyecto tendría un costo de entre 6,000 y 8,000 millones de dólares, la mitad de los cuales se pagarían contrayendo costosas deudas con bancos privados.  Su amortización reduciría los beneficios que rinde el actual Canal a la mitad o menos, privando al país de desarrollar proyectos más beneficiosos.  Como parte de su ejecución, se inundarían cientos de hectáreas en las tierras altas de Coclé, Panamá y Colón, perjudicando a miles de panameños y panameñas humildes.  Podría afectarse seriamente el abastecimiento de agua a las ciudades de Panamá y Colón. Y solamente al cabo de veinte o más años Panamá empezaría a ganar "un poquito más" con el Canal ampliado de lo que ganaría con el actual Canal mejorado.  Por todo ello, el rendimiento financiero de este proyecto no llega siquiera al uno por ciento anual.

 

Ahora sí, dígame: ¿votaría usted a favor de semejante absurdo?

 

--------------------

Este artículo fue enviado al periódico panameño El Panamá América en septiembre de 2005, el cual a la fecha de la colocación de este escrito en Internet, no lo había publicado.

 

Regrese al INDICE